jueves, 23 de febrero de 2012

Spegazzini, el glaciar más alto


Tras comenzar la navegación en Puerto Bandera, en la orilla meridional del Lago Argentino, el barco cruza la boca del Diablo y avanza por el brazo Norte hacia el vértice de la “Y” donde se unen el brazo del Upsala y el canal del Spegazzini. Tras algo menos de un par de horas de apasionante navegación por un lugar que recuerdo a los fiordos, se llega al citado punto. Los icebergs que se descuelgan de los frentes del glaciar Spegazzini, y sobretodo Upsala taponan el paso y es necesario detener el barco. Es preciso observar el lento pero constante movimiento de los gigantescos bloques de hielo hasta que el capitán de la embarcación ve claro el paso por algún pequeño pasillo. Una vez superado este punto el lago se vuelve a abrir ligeramente y el barco puede proseguir su marcha. El problema no es entrar al canal Upsala sino luego encontrar la vía de salida. Hay veces en las que tras mucho esperar el capitán no consigue ver la brecha de paso de entrada y la excursión tiene que ser abortada. Tampoco es lo más frecuente.

Los barcos se abren paso entre témpanos.
Entre las excursiones que navegan el lago por el parque nacional Los Glaciares la más solicitada es la que se llama “Todo Glaciares” y que consiste en acercarse –siempre hasta la distancia de seguridad mínima- hasta el frente de hielo de avance de los glaciares Upsala y Spegazzini, así como la observación de otros glaciares de ladera que no llegan a tocar el lago pero se observan “colgados” sobre las montañas que marcan el perímetro lacustre: Onelli, Glaciar seco, Mayo norte, Peineta, Bertachi, Cono, Murallón, etc.
El glaciar Spegazzini es el más alto de los existentes en el parque nacional. Alcanza los 135 metros de altura sobre el nivel del agua del lago. Uno no se da realmente cuenta de las dimensiones hasta que el barco se acerca hasta el frente de avance de este glaciar que en realidad está alimentado por tres lenguas glaciares: Spegazzini, Mayo Norte y Peineta. El glaciar ocupa una extensión de 66 kilómetros cuadrados. Cerca del frente de hielo, algunas cascadas se desploman por el bosque de ñires, lengas y guindos. El glaciar lleva el nombre del botánico Carlos Spegazzini, quien estudió la flora del parque nacional y fue el primer director del Jardín Botánico de Buenos Aires.

Al fondo se adivinan dos enormes barcos que parecen diminuyos frente al glaciar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada