domingo, 20 de noviembre de 2016

La costa de las grutas y las calas en el Algarve portugués

 
Ponta da Piedade
Las rocas blandas, areniscas y calizas, y el agua siempre han sido malos compañeros de viaje. Sobretodo para la roca, que ve cómo el líquido elemento va disolviéndola y cambiando su fisonomía permanentemente. El resultado de esta erosiva unión es, sin embargo, todo un halago para los ojos. Un compendio de grutas y formas imposibles que parecen concentrarse en un pequeño tramo de la costa del Algarve (Portugal), al abrigo de poniente. Lo he bautizado como “la costa de las grutas y las calas”. Si, ya se que no es muy original, pero describe el paisaje costero que Lagos ofrece al visitante en este rincón del occidente del Algarve tan ligado a la historia marinera del país. Un tramo de costa absolutamente espectacular que puede ser recorrido por una cómoda senda “colgada sobre los acantilados” y que en verano alguna empresa local ofrece la oportunidad de contemplar desde el mar (embarcando en el puerto deportivo de Lagos o en el pequeño muelle de Ponta da Piedade).





La senda arranca en Lagos y se dirige por la línea litoral hacia el sur en un continuo sube y baja (sencillo) por los acantilados para ir “de playa en playa”. Praia do Pinhao, Praia da Dona Ana (probablemente la más bella) y las calas del Cabo Ponta da Piedade. Senda bien acondicionada para bajar a las principales playas con escalones en la piedra o escaleras de madera. Existen también grutas, cavidades y formaciones naturales como Ponta da Piedade, que se ven mejor desde el mar. Algo más de 2 km. ida hasta el faro, que se prolonga algo más con las bajadas y subidas a las playas y calas. Más que contaros cómo es el recorrido lo mejor es apreciarlo en estas imágenes ya que es muy visual… 



No hay comentarios:

Publicar un comentario