viernes, 5 de noviembre de 2010

El Salto Angel, la cascada más alta del mundo


Del Salto Angel sólo caben decir adjetivos superlativos. Una de las obras de arte de la naturaleza y, esto es valoración personal, la catarata más impresionante de cuantas existen. No sólo es la más alta, también la más impresionante por encima de otras como Iguazú o Victoria, que no es poca cosa. Supongo será el entorno en el que se encuentra, y que cuando uno la tiene frente a sus ojos no puede evitar verla en ese enclave montañoso, selvático…, en ese paisaje sublime, en definitiva, de la Gran Sabana de Venezuela y el parque nacional Canaima.
La cascada debe su nombre al aviador norteamericano Jimmy Angel y la forma en que la descubrió ya de por si es digna de la mejor novela de aventuras. De una búsqueda larga y constante tras varios años con esa mezcla de casualidad, valentía y perseverancia. Aquí os cuento quien fue Jimmy y cómo llegó hasta aquí con su avioneta.

Hasta su primera medición oficial llevada a cabo por una expedición de National Geographic, los rumores la llegaron a cifrar incluso en 1.600 metros de altura. Lo que si tuvo Jimmy Angel claro desde el primer momento es que era descomunal, en torno a 1 kilómetro de altura –como calculó por el altímetro de su avioneta-. Se equivocó por muy poco. ¡¡¡979 metros de altura!!. La cascada más alta del mundo.


¿Cómo llegar hasta el Salto Angel? sólo es posible disfrutar de esta maravilla de dos formas: o bien desde el aire o bien accediendo por río. En Canaima, la localidad más próxima al Salto Angel, existen empresas que organizan vuelos panorámicos en helicóptero y avioneta. No son baratos (sobre 200-300 dólares) pero os garantizo que ver la Gran Sabana, el Auyán-tepui y el Salto Angel no tiene precio. Es la forma más rápida.
La segunda es la navegación fluvial remontando primero el río Carrao y luego el río Churún hasta la isla Ratón. En la isla se desembarca y se camina unos 15 minutos por la selva hasta el balcón natural donde se encuentra el mirador Laime, frente al Salto Angel. También se puede contratar en las empresas de aventura y ecoturismo que existen en Canaima y suele durar 3 días con pernoctación en campamento selvático incluida. No me negaréis que la experiencia promete. Esos 3 días en la selva, dejándonos envolver progresivamente por el ambiente, hace que la percepción de la catarata cobre todavía más fuerza. Os lo recomiendo fervientemente.


Sólo cuando la tenemos delante podemos tener referencia exacta de su verdadera dimensión. Observar cómo en su caída el agua se evapora a mitad de camino y vuelve a condensarse antes de llegar al suelo. Y como siempre digo, es uno de esos lugares a los que ninguna fotografía ni ningún video hace verdadera justicia.

2 comentarios:

  1. esta re bueno el salto angel !! yo fui y me tire en maya por la cascada y sali nadando!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sh para qe eras? supermannn...

      Eliminar